DISEÑO

Bañeras antiguas de hierro fundido

28 Noviembre, 2014
bañeras

Yo no se por qué pero siempre he tenido especial predilección por las típicas bañeras antiguas de hierro con patas y formas redondeadas. Me encantaría tener un baño enorme y poder disfrutar de un baño calentito en una de ellas, un baño de estilo vintage, con techos altísimos, paredes alicatadas de baldosa tipo metro y un maravilloso suelo hidráulico… Y como soñar es gratis, mientras tanto me conformo con hablar de ellas y contaros un poquito su historia.

Aunque el origen de la bañera como tal, se remota al año 200o a.c., las primeras bañeras exentas de hierro fundido con patas surgieron en el s.XIX con el inicio de la revolución industrial. Una de las primeras empresas que las comercializaron fue la inglesa Kohler Co. y Standard Sanitary Manufacturing Co en 1883.

Por aquel entonces el poseer una bañera victoriana de estas características era un signo de alto poder adquisitivo, privilegio solamente de las clases nobles. Por su belleza, no era una simple pieza del cuarto de baño, si no que se consideraba un elemento decorativo más de la casa. Se fabricaban de una sola pieza y estaban cubiertas por una gruesa capa de porcelana esmaltada. Su rasgo más llamativo eran las patas torneadas, normalmente con motivos vegetales a modo de voluta, en forma de garra o cabeza de animal.

A mediados s.XX, con la llegada de nuevos materiales, las fundiciones dejaron de fabricar este tipo de bañeras porque ya no les era rentable comercializarlas. Se impuso entonces otra clase de piezas más económicas y de aspecto más ligero acordes con el diseño de los años 50, surgieron así las primeras bañeras integradas.

Actualmente con la vuelta del estilo retro se han convertido en piezas muy buscadas y en objeto de culto entre los diseñadores, por su forma voluptuosas y su carácter sofisticado es protagonista de muchos estilismos. Hoy en día una bañera original de estas características es difícil de conseguir, ya que nos remontamos a piezas que tienen más de 100 años.

¿No me digáis que no tienen su encanto? con ese aire tan decadente que te traslada a otras épocas….

bañeras antiguas

Hoy en día podemos encontrar en el mercado infinidad de modelos fabricados en otros materiales como acrílicos, resinas sintéticas o fibra de vidrio e inspirados en este tipo de bañeras. Unos respetando el diseño original y otros más atrevidos y vanguardistas. Os pongo una pequeña selección:

Una de las que más se asemejan a los modelos originales es esta de Gunni & Trentino, un modelo muy elegante fabricado en hierro fundido y con las patas de en aluminio.

Siguiendo el diseño clásico de las bañeras victorianas pero con el toque atrevido del color pistacho, el modelo Cléo de Jacob Delafon. Se produce también en hierro fundido y hay en varios tonos de esmalte a elegir.

La colección Accademia de la firma TEUCO que se fabrica en diferentes acabados, está hecha de duralight un innovador material compuesto de base acrílica, muy maleable, de gran resistencia y con una textura espectacular.

Bañera Ofurò diseñada por Matteo Thun & Antonio Rodríguez para la firma Rapsel, una preciosa bañera de realizada en madera de arce y que podéis encontrar en: materialesdefábrica

Y una de mis preferidas, el modelo Ottocento diseñada por Benedini Associati, que comercializa la firma Agape y que por sus pequeñas dimensiones permiten su ubicación en espacios reducidos.

 ¿Y vosotros, también sucumbiríais al encanto de las bañeras antiguas o preferís modelos más modernos?

Imágenes: Pinterest

¿TE HA GUSTADO EL POST?
Suscríbete y recibe contenido extra en tu email ¡ES GRATIS!

TE PODRÍA GUSTAR

4 Comentarios

  • Comentar estiloescandinavo 28 Noviembre, 2014 at 8:46 am

    Son preciosas, tienen muuuucho encanto. Una pieza única para la casa. Preciosa selección Elisa. Un besito y feliz finde!

    • Comentar Noveno Ce 28 Noviembre, 2014 at 11:30 am

      Gracias Mapi!! yo me quedaba con todas 😉 Un besazo y feliz finde!

  • Comentar DECORATECA 28 Noviembre, 2014 at 12:15 pm

    ¡¡¡Amor puro por estas bañeras!!! Tienen un encanto inigualable. Genial la elección de diseños y su historia. A nosotr@s no nos entraba en casa, así que nos hemos tenido que conformar con nuestros jaboneros “Petite Baignoire”, jejej.
    ¡Un abrazo y feliz viernes! 😉

    • Comentar Noveno Ce 28 Noviembre, 2014 at 12:43 pm

      Ojalá pudiéramos tener una bañera de estas ¡verdad? aunque nunca se sabe… 😉 Un abrazo!

    Deja una respuesta