DECORACIÓN DIY

5 fantásticas maneras de aprovechar un kilim

6 junio, 2017
kilim

¿Tienes un kilim en casa y quieres darle una segunda vida? Entonces presta atención porque vas a ver 5 maneras de convertirlo en una pieza imprescindible para cualquier rincón.

El kilim, por si no conoces bien su procedencia, es una alfombra de origen turco tejida manualmente en un telar de madera a base de pequeños nudos.

A diferencia del resto de las alfombras, el kilim no tiene una terminación en pelo, si no que se queda en la primera capa, el tejido puro y duro. Normalmente se tejen en lana, seda o algodón, por lo que su aspecto es el de una tela gruesa.

Su principal característica es el color intenso de sus estampados, decorado siempre en motivos geométricosétnicos. Los kilims son una de las piezas que más se utilizan cuando se busca una decoración de estilo bohemio.

1.- Como alfombra propiamente dicha

No cabe duda que el uso principal del kilim y por el que se le conoce, es para cubrir el suelo.

Así que puedes utilizarlo en cualquier espacio de casa. Por sus estampados coloristas y de estilo étnico es ideal para decorar una estancia a la que quieras darle un toque folk. Aunque vas a ver que puedes integrarlo en cualquier estilo decorativo, y en todos queda perfecto.

kilim

riseandshine /Lina Ostling

A los pies de la cama, en el salón, en una zona de paso o exterior, no dudes en colocarlo tanto individualmente como superponerlo con otro tipo de alfombras.

kilim

domino / miarmarioenruinas

2.- Conviértelo en unos vistosos cojines o pufs

Otra manera de aprovechar este tejido es haciendo unos cojines para el sofá o para encima de la cama.

Aunque los combines con otros cojines diferentes, procura que la tela principal (tapicería del sofá o colcha) sea monocroma y en tonos neutros. De esta manera conseguirás un equilibrio en la decoración sin que quede demasiado recargada.

kilim

lindsaymarcella / needsmorecushions

También puedes transformarlos en unos cómodos pufs para la zona de estar o de chill out en el exterior.

kilim

boucherouite /homelife

3.- Para tapizar un asiento o como mesa auxiliar

El tejido del kilim al ser tan fuerte es ideal para tapizar cualquier tipo de asiento. A mi especialmente me encanta como queda en las otomanas.

Puede utilizarlo además como banco descalzador en tu dormitorio o como mesa de centro en una zona de estar.

kilim

theglitterguide / abeautifulmess

Si te ha gustado esta idea, te dejo un DIY muy sencillo para tapizar un banco de esta manera.

4.- Cubre el sofá o la cama con él

Ahora que es la temporada de darle un toque de color y frescura a la casa, hazte con una tela de kilim y utilízala como un bonito y práctico cubre sofá o como plaid encima de la cama.

kilim

truckandbarter / stylecaster

5.- Decoración de la pared

¿Estás cansada de ver tu kilim en el suelo? entonces cuélgalo en la pared como si fuera un tapiz.

No me digas que no es una idea genial. Puedes ponerlo en cualquier lugar de casa, incluso a modo de cabecero en tu dormitorio.

etsy / projectbly

Imagen destacada: thehabitat

¿Qué otro uso decorativo le darías a un kilim?

 

¿TE HA GUSTADO EL POST?
Suscríbete y recibe contenido extra en tu email ¡ES GRATIS!

TE PODRÍA GUSTAR

No hay comentarios

Deja una respuesta